Talibanes matan a un famoso cómico de Afganistán

El cómico Nazar Mohammad, mejor conocido como Khasha Zwan, fue asesinado por los talibanes cuando tomaron la provincia de Kandahar, la segunda ciudad más grande de Afganistán.

Según la organización Human Rights Watch, Mohammad fue asesinado a finales de julio, fecha en que los insurgentes arribaron a Kandahar y tomaron el control de la oficina del gobernador, el cuartel general de la policía y otros centros operativos.

Con canciones y bailes, el cómico se burlaba de diferentes temas y uno de ellos eran los talibanes. Además, formó parte de la Policía Nacional de Afganistán, lo que habría motivado a los insurgentes a tomar acciones en su contra.

En un video que circula en redes sociales aparece Mohammad dentro de un vehículo, sentado al lado de dos miembros del Talibán que presuntamente lo sacaron de su casa para llevarlo a un sitio donde le quitaron la vida.

Según medios internacionales, el cómico hizo bromas mientras se encontraba en el auto con los insurgentes, quienes le dispararon en varias ocasiones y le cortaron la garganta

 

Talibanes acusaron al comediante de tortura contra miembros de este grupo

Aunque los talibanes dijeron que no habían cometido este crímen, posteriormente su portavoz, Zabihullah Mujahid, aceptó que dos hombres de este grupo insurgente mataron al cómico.

Mujahid mencionó que los dos hombres tenían que arrestar al comediante y llevarlo ante un tribunal talibán; sin embargo, serán juzgados por acabar con la vida de Mohammad.

El portavoz aseguró que el cómico presuntamente estaba involucrado en la tortura y asesinato de varios talibanes, por lo cual se había dado la orden de arrestarlo.

El Talibán tomó el poder de Afganistán hace poco más de una semana, después de que Estados Unidos y sus aliados comenzaran a retirar sus tropas, enviadas al país tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Desde que los talibanes llegaron al poder, afganos y extranjeros permanecen en el aeropuerto de Kabul con la intención de tomar un vuelo para salir lo antes posible del país, sobre todo después del ultimátum que el grupo insurgente lanzó a Estados Unidos para que salga antes del 31 de agosto o habrá consecuencias.